"Éramos meros aficionados. No sabíamos realmente lo que hacíamos. Solo tratábamos de obtener más información sobre lo que estaba sucediendo en el astillero y compartirla con otros trabajadores".Artículo completo