La campaña de acoso, intimidación y violencia a la que se han visto sometidos los sindicatos desde 2019 ha congelado mejoras laborales en el país asiático.Artículo completo