Las amenazas al trabajo sindical son tan constantes en Colombia que quienes ejercen esa labor se han acostumbrado a ellas. Hoy, las uniones sindicales intentan sobrevivir a las violencias del presente mientras apelan a la justicia transicional para evitar la impunidad de las violencias del pasado.Artículo completo