Romper tabúes, dar la palabra a quienes no la tienen, es así como el proyecto “Marokkiat” ha llegado a convertirse en un auténtico éxito popular, dejando atrás el barrio Bourgogne de Casablanca, frente al Océano Atlántico.Artículo completo