Todos en Phnom Penh recuerdan las anteriores elecciones generales. La ilusión, los mítines masivos, las protestas, las promesas de cambio y la actividad frenética en las redes sociales. Quizás por esto el silencio se siente más ahora, antes de los comicios del próximo 29 de julio.Artículo completo