Considerados como “frutos de la vergüenza” en los países árabes, los niños nacidos fuera del matrimonio carecen de estado civil y son tratados como parias.Artículo completo