Los acontecimientos de 1968 fueron el epicentro de todo un seísmo en la historia del cine. El movimiento no escatimó en críticas a la mismísima organización de la industria, al tiempo que promovió una vuelta a los temas sociales y al género documental. Artículo completo