La contaminación del aire constituye una de las principales causas de muerte y enfermedad en todo el mundo. Más del 80% de los habitantes de las zonas urbanas están expuestos a unos niveles de calidad del aire que superan los límites establecidos por la OMS.Artículo completo