El Diálogo de Chipre forma parte de la batalla mundial para proteger y mejorar la calidad y la ética en el ámbito periodístico, ambas amenazadas por factores múltiples, incluidos el aumento del lenguaje que incita al odio, la propaganda y las ‘noticias falsas’.Artículo completo