El Presidente de Irlanda apoya el debate nacional sobre ética en el trabajo

Artículos

Los trabajadores y trabajadoras de Irlanda están siendo encuestados este mes sobre la ética en el trabajo, después de que el Presidente Michael D. Higgins solicitara llevar a cabo un sondeo sobre la importancia de la ética en los negocios y en la sociedad como respuesta a los efectos destructivos de la crisis económica.

A tal propósito, el Congreso Irlandés de Sindicatos (ICTU) ha puesto en marcha una campaña y un sitio web solicitando a los trabajadores y trabajadoras irlandeses que examinen lo que para ellos significa un lugar de trabajo ético.

En el discurso que pronunció durante el lanzamiento del programa en Dublín, el Presidente criticó enérgicamente las tendencias que fomentan los contratos de cero horas y otras formas de trabajo inseguro, y dijo que las consecuencias de la “continua precarización laboral en lo que respecta a la calidad del trabajo y a la moral de los trabajadores son aspectos de una importancia comparable al desempleo endémico.”

En una declaración enviada por la Oficina del Presidente a Equal Times, el Presidente Higgins dice estar “encantado” con el lanzamiento de la iniciativa.

“Teniendo en cuenta la historia reciente de Irlanda, en la que se han presenciado cambios drásticos en las condiciones laborales con respecto a las tendencias generales a escala europea y mundial, resulta de lo más oportuno reconsiderar lo que se entiende hoy en día por trabajo decente”, puntualiza.

“Felicito al ICTU por la organización de este importante debate en la que todos debemos participar, y animo al mayor número posible de personas de toda la isla de Irlanda a participar en un diálogo al que están invitadas.”

El objetivo principal de la iniciativa – ha dicho el ICTU – es garantizar que la opinión de los trabajadores se tenga en cuenta.

Macdara Doyle, Responsable de Comunicaciones del ICTU, declaró a Equal Times que la pregunta “¿qué significa para usted un lugar de trabajo ético?” se ha planteado intencionadamente de manera “amplia y abierta” para que las personas respondan como quieran.

Un equipo de rodaje está recabando respuestas en vídeo, y se ha diseñado un sitio web específico, a través del cual las personas pueden escribir respuestas de la extensión que deseen, así como publicar una fotografía, colgar un vídeo o enviar un tweet utilizando el hashtag #ethicswork.

“La gente puede responder de muchas maneras distintas”, afirma Doyle. “Resulta interesante ver el nivel de participación que se está obteniendo. La gente está respondiendo, está reaccionando, y la iniciativa está generando debate en los lugares de trabajo.”

“Lo importante para nosotros no es el número de respuestas sino la gama de diversidad de las mismas”, prosigue.

“Esperamos recibir respuestas de todos los diferentes sectores de la economía, y esperamos que sean muy diversas en términos de género, cultura y raza.”

Entre las cuestiones planteadas hasta el momento en las respuestas, cabe mencionar el salario decente y las condiciones laborales, la salud y seguridad, y el derecho a afiliarse y a estar representado por un sindicato.

Otra prioridad para los encuestados es el hecho de poder expresarse y que sus opiniones sean respetadas en el lugar de trabajo, dice Doyle.

“Un lugar de trabajo ético es un lugar donde uno puede expresarse, y esta es una de las cosas que hemos visto que se está logrando”, dice Doyle.

El ICTU hizo hincapié en la importancia de la ética para la economía de Irlanda.

“Desde nuestra perspectiva, si nos remontamos a la crisis económica hace un par de años, lo que provocó los problemas que estamos viendo ahora tuvo que ver fundamentalmente con una falta de ética en el trabajo a un nivel superior”, explica Doyle.

Los sindicatos irlandeses han estado animando a sus miembros a participar en la campaña y a sumar sus propias voces al debate.

El Secretario General del Teachers Union of Ireland (TUI), John MacGabhann, declaró a Equal Times: “Para el TUI, un lugar de trabajo ético es aquel en el que todos los empleados son tratados de la misma manera con dignidad y respeto.”

“Las condiciones de servicio están protegidas, al igual que el derecho a la representación sindical y la negociación colectiva. Es un entorno en el que las personas se sienten seguras, protegidas y apoyadas durante el desempeño de sus funciones diarias.”

El llamamiento del Presidente a un debate sobre ética en el trabajo forma parte de una serie de discursos en los que se invita a las ciudadanos y ciudadanas de toda Irlanda a examinar los retos que supone vivir éticamente, con el fin de “proseguir colectivamente la reflexión sobre ética” que el Presidente espera pueda convertirse en el catalizador de un cambio positivo.

La campaña se prolongará hasta el 31 de marzo de 2015, después de la cual se recopilarán todas las respuestas y se presentarán al Presidente para su consideración.

 

Este artículo ha sido traducido del inglés.