¡Libertad para Ramón Esono Ebalé!

El artista, activista y escritor Ramón Esono Ebalé no había cumplido los dos años de edad cuando Teodoro Obiang Nguema Mbasogo se hizo con el poder en 1979 y se convirtió en el presidente de Guinea Ecuatorial. Hoy en día, Obiang sigue aferrado al poder mientras que Ramón lleva preso desde el 16 de septiembre sin haber sido acusado formalmente por haber ejercido su derecho a la libertad de expresión.

Como humorista gráfico que publica bajo el sobrenombre Jamón y Queso, Ramón ha sido aclamado por la crítica. El mes pasado, la organización Cartoonists Rights Network International, que se dedica a la defensa de los derechos de los dibujantes, le otorgó el Premio al Valor en el Contexto del Humor Gráfico Editorial de 2017.

Este famoso crítico del presidente Obiang y su régimen ha utilizado su arte y caricaturas para satirizar al gobierno de Guinea Ecuatorial y resaltar la desigualdad extrema que asola a su país.

Foto: Justin Kasereka

En este pequeño país de África occidental de tan solo 1,2 millones de habitantes, los espacios de disensión están fuertemente restringidos. Diversas organizaciones de derechos humanos han documentado el acoso cotidiano que sufren los defensores de los derechos humanos, así como la reciente campaña de represión llevada a cabo contra artistas y organizaciones culturales. El pasado julio, en un caso famoso, un artista fue detenido por una canción que escribió en apoyo a los taxistas que protestaban por el aumento de las licencias.

Ramón vive desde 2011 en Paraguay. Allí su producción creativa ha florecido y ha conseguido un importante número de seguidores en línea. Aunque en Guinea Ecuatorial no se puede acceder a gran parte de sus obras (pues se han bloqueado las páginas web que las muestran), se asegura que numerosos miembros de los círculos del gobierno han seguido de cerca su trabajo.

Más de 70 días y sigue preso

Ramón tan solo regresó a Guinea Ecuatorial hace poco para renovar su pasaporte, ya que tenía que reunirse con su familia en El Salvador, a donde se habían mudado. Llevaba varias semanas esperando cuando le detuvieron el 16 de septiembre en Malabo, la capital de Guinea Ecuatorial, tras salir de una cena con dos amigos de nacionalidad española. Los tres fueron detenidos e interrogados en la Comisaría Central de Policía, pero los amigos de Ramón fueron liberados después de varias horas.

Al principio los agentes de seguridad interrogaron a Ramón sobre sus caricaturas. Según los informes, la policía le preguntó por sus dibujos del presidente y otros funcionarios de alto rango, así como por sus tendencias políticas. Le explicaron que sus caricaturas eran ofensivas para el presidente y que su blog contenía textos insultantes y difamatorios. Asimismo le informaron de que los ciudadanos solo debían participar en política si estaban afiliados a un partido político.

Varios días después, algunos medios de comunicación publicaron que le estaban investigando por presunto blanqueo de capitales y falsificación de moneda.

El 20 de septiembre compareció ante un juez que le interrogó sobre dichas acusaciones y luego le envió a la prisión de Playa Negra en Malabo, donde está encarcelado desde entonces.

Todavía no le han acusado formalmente de ningún delito. Su familia y amigos creen que estas acusaciones forman parte de una estrategia para desacreditarle.

A principios de octubre, los abogados de Ramón presentaron una solicitud para interrogar a los testigos de la fiscalía, pues creen que así podrán probar que no se le puede acusar de nada. Sin embargo, al finalizar el año judicial en Guinea Ecuatorial el pasado 30 de noviembre, es probable que Ramón siga en prisión por lo menos hasta el 16 de enero.

La asociación PEN International forma parte de una coalición de organizaciones que asegura que Ramón Esono Ebalé ha sido detenido injustamente debido a su activismo y su trabajo, lo cual constituye una flagrante violación de su derecho a la libertad de expresión. Exigimos a las autoridades que le liberen inmediata e incondicionalmente.

Asimismo, artistas de todo el mundo se han unido a la campaña #FreeNseRamón aportando dibujos en apoyo al activista. En el marco del Día anual del escritor en prisión el 15 de noviembre, organizado por PEN International, el escritor británico Neil Gaiman publicó un mensaje de solidaridad para Ramón.