Solidaridad con Charlie Hebdo

Blogs
Explore similar themes
Human rightsFranceCensorshipTerrorism

La noticia ha caído como un mazazo: al menos 12 muertos y numerosos heridos en un ataque con kalachnikov contra la sede del semanario Charlie Hebdo en París.

La redacción de Equal Times desea ante todo transmitir sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas de este acto innoble e incalificable.

Y nosotros, los periodistas, recordamos nuestro apego a la libertad de expresión por la que Charlie Hebdo se alza; una libertad que ha sido mortalmente escarnecida en este triste comienzo de año.

Aunque todavía se desconocen la identidad y los motivos de los agresores, no se puede descartar la hipótesis de que la revista satírica haya pagado el precio último por haber expresado opiniones molestas y voluntariamente caricaturistas que sacuden las ideas preestablecidas.

Los políticos, los medios de comunicación, la moral conformista… nada escapa a las sátiras de los empleados de Charlie Hebdo. Pero las más mediatizadas son las que han apuntado a las religiones, en particular las centradas en los musulmanes y en su profeta Mahoma, provocando innumerables amenazas y ataques contra las oficinas de la redacción.

No obstante, otros artículos han ofendido asimismo el sentimiento religioso de católicos, judíos y creyentes de todas las religiones.

Parece que el motivo de los agresores está basado en una cierta concepción religiosa, pero Equal Times continuará defendiendo el derecho de la prensa y del público a expresar ideas controvertidas, aunque algunos las consideren blasfemas.

En una democracia secular, la religión no disfruta de ningún modo de garantías adicionales contra las críticas y las bromas. La jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos recuerda además el derecho a expresar incluso ideas que ofenden, hieren o molestan.

En Francia, país de libertades, este ataque es tanto más deplorable cuanto que se produce en un contexto político-mediático que no deja de cuestionar los logros a favor de la multiculturalidad y de la apertura a las minorías étnicas, religiosas y sexuales.

No dejemos que semejante barbarie dé la razón a los extremistas y polemistas de todo tipo que en definitiva no representan más que una ínfima parte de la población.

La libertad de expresión es el pilar de los cimientos de nuestras sociedades democráticas. La prensa libre e independiente es y seguirá siendo su vehículo.

Defenderla contra viento y marea es indispensable para luchar contra el oscurantismo y la estupidez humana.

Charlie Hebdo, les apoyamos.

 

This story has been translated from French.