Una nueva tecnología desarrollada en Benín podría revolucionar la atención sanitaria en los hospitales africanos

Una nueva tecnología desarrollada en Benín podría revolucionar la atención sanitaria en los hospitales africanos

During a check-up at the Sopha d’Abomey-Calavy clinic in Cotonou, Benin, Dr Boris Adjovi scans a patient’s QR code, which gives access to her medical records, 15 July 2018.

(Achille Fatondji )

¿Cómo se puede garantizar a todos los africanos un acceso fácil e igualitario a una atención de calidad? Es la pregunta que se hizo Vèna Arielle Ahouansou, una doctora joven beninesa que, con tan solo 25 años, ha creado la ambiciosa aplicación Kea Medicals. Dirige, a través de su start-up con el mismo nombre, a un equipo de otros 15 jóvenes profesionales con diversas competencias (médicos, informáticos, desarrolladores, especialistas en comunicación y en marketing ) cuya edad media también es de 25 años.

Tuvo la idea a raíz de una vivencia dolorosa. Vèna Arielle Ahouansou cuenta que, cuando todavía era estudiante de medicina, recibió un día en un centro de salud de Benín a una mujer joven llamada Charlotte que acababa de dar a luz a gemelos. “Por desgracia, su parto se complicó a causa de una hemorragia. La joven mamá necesitaba urgentemente una transfusión de sangre y necesitábamos saber su grupo sanguíneo. Charlotte ya había sido examinada dos veces con anterioridad, pero no podíamos encontrar la información. Tuvimos que perder unos 10 minutos para volver a determinar su grupo sanguíneo. Llegamos demasiado tarde, los minutos perdidos fueron letales para ella”, recuerda.

Marcada por la suerte de esta paciente, Vèna Arielle Ahouansou decidió desarrollar en octubre de 2016, con una inversión de 1.000 dólares estadounidenses, un sistema que permite comunicar más fácilmente los datos médicos para una atención más rápida en caso de emergencia.

Actualmente, su start-up ofrece varios servicios. Los principales servicios son la posibilidad de hacer consultas en línea y la creación de una identidad médica universal (IMU), una especie de ficha informativa, única para cada paciente. ¿Cómo funciona? Los pacientes crean su cuenta en la plataforma con datos básicos, por ejemplo: identidad, alergias conocidas, enfermedades crónicas, grupo sanguíneo, etc.

Después de registrarse, cada paciente recibe su firma IMU, que tiene forma de código de barras de tipo QR y se puede imprimir en diferentes objetos: pulseras, parches, tarjetas y otros objetos portátiles. Así, si es necesario, el personal médico solo tendrá que escanear el código QR del paciente en pocos segundos para acceder a su historial médico. Se acabó perder el tiempo.

“En lugar de tratar quizá a un centenar de pacientes al día en un hospital, quiero [con la red de médicos participantes] poder salvar la vida a millones de pacientes en toda África. Con Kea Medicals dejamos de ser un espectador impotente en un accidente de circulación; ahora podemos escanear rápidamente el código QR de la persona que ha sufrido el accidente para descubrir su identidad y alertar deprisa a sus familiares o al hospital”, declara Vèna Arielle Ahouansou, que quiso rendir homenaje a su padre, Karl Emmanuel Ahouansou (KEA), al escoger sus iniciales para el nombre de la empresa.

Las ambiciones de Benín en materia de medios electrónicos para la salud

A pesar de los esfuerzos realizados por los responsables políticos y los agentes del sector de la salud, la situación actual del sistema hospitalario beninés es poco loable. Continúan faltando recursos humanos y técnicos, y los pacientes no están siempre satisfechos con la asistencia recibida, sobre todo en los centros de salud públicos.

Un momento con los pacientes permite darse cuenta de ello. Una mañana, a la puerta del servicio de urgencias de uno de los centros, una señora llamada Sonia se encuentra en un estado de profunda tristeza, con su niña mal sujeta a su espalda. Le resulta difícil hablar, pero libera tristemente todo su sufrimiento: “Está muerta”. Su madre acaba de fallecer, después de varias horas de crisis cardíaca al no ser atendida rápidamente, debido en parte a la falta de médicos. “Llegamos al hospital a las 5 de la mañana y hasta las 10 no nos atendieron, después de mucho ir y venir”, dijo Sonia, débil y desorientada. Su triste suerte afecta a otros pacientes, a menudo pobres, que no tienen los medios para acudir a los centros privados.

Para paliar todas estas dificultades, desde hace tiempo sopla un viento de reformas en Benín. El Gobierno beninés expresa su voluntad de mejorar las condiciones sociales y sanitarias de la población. Con la ayuda del Banco Mundial, Benín ejecutó de 2012 a 2017 un gran proyecto de refuerzo del desempeño del sistema de salud, cuyos objetivos fueron en concreto: mejorar el desempeño de los centros de salud a través de la financiación basada en los resultados y mejorar el acceso financiero a los servicios de salud, a través del fondo sanitario de los indigentes.

El proyecto se llevó a cabo en cinco zonas sanitarias y se beneficiaron 104 centros de salud principales, 66 centros satélites, 5 hospitales de zona y 5 equipos de distrito. Permitió aumentar la motivación del personal y reforzar los medios técnicos de los centros beneficiarios del proyecto. Desde 2008, Benín también cuenta con un régimen de seguro de salud universal. Se trata de un sistema de cobertura sanitaria universal destinado a proteger a toda la población beninesa de las consecuencias del riesgo de enfermedad.

De aquí a 2025, Benín desea disponer de un sistema de salud eficiente y accesible a todas las esferas de la población. El perfeccionamiento de los recursos humanos y el desarrollo de los medios electrónicos para la salud, a través de las tecnologías de la información, ocupan un lugar importante en el programa de acción del Gobierno. Es justo aquí donde Kea Medicals puede encontrar un terreno para desarrollarse y realizar avances.

Posibilidad de pasar consulta en línea

La start-up Kea Medicals ha puesto en marcha una aplicación con el mismo nombre (Kea Medicals), que reduce la distancia entre el paciente y el médico. Médicos de diferentes especialidades trabajan en red para proporcionar los conocimientos médicos especializados que necesita el paciente, sea cual sea su ubicación. Actualmente, 58.300 pacientes y 1.800 profesionales de la salud utilizan Kea Medicals en diferentes países africanos, como Benín, Congo, Gabón, Costa de Marfil y Níger. Existe una red física de distribución en colaboración con una treintena de farmacias y 13 hospitales en fase piloto en Benín.

Con respecto a la pregunta de cómo consigue ganarse la confianza de sus socios, Arielle responde: “Basta con mostrar las posibilidades que ofrece Kea Medicals y presumir de sus éxitos ante los incrédulos. No siempre es fácil, ya que muchos todavía no están familiarizados con las tecnologías de la información y la comunicación, pero no nos limita”. En general, los médicos y los pacientes que ya han utilizado Kea Medicals tienen buenas impresiones. En una clínica de la capital económica de Benín, el doctor Boris Adjovi considera que Kea Medicals es una herramienta innovadora que permite resolver problemas relacionados con los antecedentes médicos de los pacientes, que no se facilitan siempre adecuadamente. “Desde este punto de vista, facilita la tarea del médico”, dice. La satisfacción también se ve en la cara de los pacientes.

“Desde que empecé a utilizar Kea Medicals hace varios meses pierdo menos tiempo dando explicaciones al médico y se ocupan más rápido de mí”, se alegra Diane, una paciente que acudió a una consulta el día del reportaje de Equal Times.

Además, Kea Medicals ha ganado varios premios por su enfoque innovador. Cabe citar, entre otros, el premio FUTUR E.S in Africa, como proyecto más innovador y con mayor impacto social para África, en una competición en Marruecos en 2018 con 30 start-up finalistas procedentes, entre otros países, de Camerún, Sudáfrica y Kenia. Vèna Arielle Ahouansou ganó en 2018 el premio Tony Elumelu para emprendedores y en 2017 un galardón de Women In Africa Entrepreneur Club. Forma parte de las 20 mujeres africanas más prometedoras. El programa Moremi, con sede en Ghana, también clasifica a Arielle como una de las 25 mujeres menores de 25 años más influyentes de África.

This story has been translated from French.