“PLADA, para un nuevo modelo de desarrollo”

News


La Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA) lanza la Plataforma de Desarrollo de las Américas (PLADA) esta semana, en la ciudad de Santiago de Chile.

La PLADA es una formulación política estratégica que tiene la relevancia de ser un instrumento de lucha a mediano y largo plazo, construida colectivamente desde el movimiento sindical, junto con otros movimientos sociales aliados, durante los años 2013 y 2014.

A través de esta Plataforma, el movimiento sindical de la región pretende presentar su propuesta hacia la superación de los desequilibrios estructurales de América Latina y el Caribe, con especial enfoque en el desarrollo sustentable.

El lanzamiento se realizará en presencia de la presidenta Michelle Bachelet, autoridades nacionales e internacionales, representantes de organizaciones sindicales de más de 20 países y ante más de 5.000 trabajadores/as.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la Confederación Sindical Internacional (CSI), el proyecto Sindical Regional, de la Fundación Friedrich Ebert y la Oficina de Actividades para los Trabajadores de la Organización Internacional del Trabajo (ACTRAV-OIT).

En este contexto, el secretario de Política Económica y Desarrollo Sostenible de la CSA, Rafael Freire, habló con Equal Times sobre la PLADA y su relevancia para el movimiento sindical de las Américas.

ET: ¿Por qué se estableció la PLADA?

Rafael Freire: Con la elaboración de la Plataforma Laboral de las Américas (PLA), formulada en 2005 y que permitió posicionar la agenda de los derechos laborales y el trabajo decente en contraposición a la lógica neoliberal, sentimos la necesidad de avanzar en la construcción de una propuesta más amplia y consistente, estableciendo con claridad cuál es nuestra visión del desarrollo, en donde los temas laborales y otros contenidos en la PLA, tendrían mayor relevancia y capacidad de ser implementadas en América Latina y el Caribe a partir de una agenda que fuera más allá de las cuestiones del mundo del trabajo y considerara las diferentes implicaciones de un nuevo modelo de desarrollo para la región.

La PLADA establece muy claramente cuál nuestra visión del desarrollo sustentable, con el establecimiento de pilares o dimensiones coherentes y articulados entre sí y necesarios para definir el desarrollo sustentable en su plenitud. Muchos definen el desarrollo sustentable en su relación restringida al medio ambiento. Otros consideran el desarrollo sustentable desde una visión económica y estrechamente vinculada a los intereses de las corporaciones o países.

Nosotros, en la CSA, para formular la PLADA establecimos que estos pilares o dimensiones deben contener una descripción más amplia e incorporar una dimensión política, haciendo una opción radical por la democracia con el fin de trascender de la democracia representativa a una democracia participativa como elemento fundamental del desarrollo. Superar la lógica predatoria del capitalismo neoliberal y establecer un modelo económico donde la producción y el trabajo, la distribución del ingreso y la seguridad alimentaria, entre otros componentes, sean el centro de este nuevo modelo.

Igualmente considera una dimensión social, donde está presente la lucha contra la pobreza, la miseria y la desigualdad, partiendo de la plena vigencia de los derechos laborales y el trabajo decente, así como la realización universal de los derechos a la educación, a la salud para toda la población, así como la seguridad social universal, solidaria y de reparto. Finalmente incorpora la cuestión de sustentabilidad ambiental, orientada al uso racional de nuestros recursos naturales, garantizando la preservación del planeta, la protección de nuestra biodiversidad y la satisfacción de las necesidades de la población.

ET: ¿Cuáles son los objetivos de la PLADA y su importancia para el movimiento obrero en las Américas?

RF: Primero, presentar desde el movimiento sindical de las Américas una propuesta que permita dar coherencia y unidad a través de nuestro continente en defensa de un programa que tiene el desarrollo sustentable como centro para la disputa por otra América posible.

La siguiente meta es presentar a todos los movimientos sociales de nuestra región una propuesta que pueda avanzar en nuestra unidad y contribuir con iniciativas continentales para superar el neoliberalismo en nuestra región y promover el avance de propuestas emancipadoras y otro modelo de política económica y social.

El tercer objetivo es someter a todos los gobiernos progresistas, a las instituciones y organismos internacionales de nuestra región, una visión articulada hacia el progreso y la transformación de nuestros países, colocando al movimiento sindical como un actor relevante frente a los procesos en curso en América Latina y el Caribe.

ET: ¿Cuál es la estrategia de la CSA para la aplicación de la PLADA?

RF: A partir del lanzamiento de la PLADA, articular todo movimiento sindical de la CSA y centrales fraternas para que exista una comprensión de nuestra propuesta. Avanzar en el proceso de manera que en todos los países, los trabajadores y las trabajadoras, y sus organizaciones, se apropien de la propuesta y desarrollen debates sobre la aplicación de la PLADA de acuerdo a su realidad nacional. Que permita al movimiento sindical de las Américas estructurar propuestas nacionales de desarrollo, coherentes con una visión continental de desarrollo sustentable, teniendo al movimiento sindical como un actor protagónico.

Nuestra estrategia de implementación de la PLADA estará coordinada con otros procesos en marcha en nuestra región, tales como los temas relacionados con la Autorreforma sindical; sobre igualdad y equidad de género; de incorporación de los/las jóvenes trabajadores/as; de los/las migrantes, entre otros, todos ellos articulados y coherentes con la acción sindical de la CSA en las Américas.

This article has been translated from Spanish.