"En última instancia, los supremacistas blancos no pueden ganar porque no tienen población suficiente. Saben que les están superando; esta es su última baza de esperanza".Artículo completo